¿Cómo engordamos?

Por Europa Press
Fecha: 12/12/2018

La obesidad se ha convertido en la pandemia del siglo XXI. Se ha convertido en uno de los grandes problemas de salud de nuestra sociedad actual. Por ello, la medicina preventiva es clave para revertir esta situación.

En concreto, nadie se convierte en obeso de la noche a la mañana. Una persona gana 4 kilos un verano y si no hace nada, más allá de comprarse unos pantalones nuevos, sigue subiendo de peso. Al final, se encuentra un día con 10 kilos de más, que luego son 15 y después pueden ser 20 o más. (más…)

Tu ropa dice mucho sobre tu peso

Por Europa Press
Fecha: 25/05/2018

Comúnmente se dice que puedes decir mucho acerca de una persona por la ropa que usa. Ahora, una nueva investigación sugiere que la elección del color de la prenda es un predictor del índice de masa corporal (IMC). Los hallazgos presentados en el Congreso Europeo sobre Obesidad (ECO, por sus siglas en inglés), que se celebra en Viena, Austria, revelan que las mujeres con IMC más altos prefieren las prendas más oscuras y multicolores, mientras que los hombres con IMC más grandes tienen más probabilidades de elegir prendas negras o blancas.

El color juega un papel importante en la influencia de los estados de ánimo y las emociones, y las investigaciones anteriores sugieren que el color de la ropa que usas dice mucho sobre tu personalidad, estado de ánimo e incluso cómo te perciben otras personas. El tamaño y el color de la ropa que elijes depende de una variedad de factores personales, que pueden incluir el sobrepeso o la obesidad percibidos o reales. (más…)

Casi la cuarta parte de las personas en el mundo serán obesas en 2045

Por Europa Press
Fecha: 23/05/2018

Nuevas investigaciones de varias ciudades en el mundo presentadas en el Congreso Europeo de Obesidad de este año, que se celebra en Viena, Austria, demuestran que si las tendencias actuales continúan, casi una cuarta parte (22 por ciento) de las personas en el mundo será obesa en 2045 (un aumento del 14 por ciento en 2017) y una de cada ocho (12 por ciento) tendrá diabetes tipo 2 (un aumento del 9 por ciento en 2017).

El estudio, presentado por el doctor Alan Moses, de ‘Novo Nordisk Research and Development’, en SOborg, Dinamarca, y Niels Lund, de ‘Novo Nordisk Health Advocacy’, en Bagsværd, Dinamarca, y sus colegas del Steno Diabetes Center, Gentofte, Dinamarca, y el’ University College’ de Londres, Reino Unido, también indica que para evitar que la prevalencia de la diabetes tipo 2 supere el 10% por ciento en 2045, los niveles de obesidad global se deben reducir en un 25 por ciento.

Los datos de población de todos los países del mundo se obtuvieron a partir de la colaboración de factores de riesgo de enfermedad no transmisible (una base de datos de la Organización Mundial de la Salud). Para cada país, la población se dividió en grupos de edad. Desde 2000 a 2014 (elegido porque los datos son más fiables a partir de 2000), la población en cada grupo de edad se dividió en categorías de índice de masa corporal (IMC).

Para cada país y grupo de edad, se proyectó la proporción de personas en cada clase de IMC. Luego, se aplicó el riesgo de diabetes para cada edad y grupo de IMC, lo que permite estimar la prevalencia de la diabetes en cada país cada año. La prevalencia para cada país se calibró para coincidir con las estimaciones regionales de la Federación Internacional de Diabetes, tomando en cuenta las diferencias en el modo de vida, la nutrición y la disposición genética para la diabetes.

En 2014, estas tres instituciones colaboraron para lanzar el programa ‘Cities Changing Diabetes’ para acelerar la lucha mundial contra la diabetes urbana. El programa comenzó con ocho ciudades: Copenhague, Roma, Houston, Johannesburgo, Vancouver, Ciudad de México, Tianjin, Shanghai. Desde entonces, se han sumado otras siete ciudades: Beijing, Buenos Aires, Hangzhou, Koriyama, Leicester, Mérida y Xiamen.

El programa ha establecido asociaciones locales en estas 15 ciudades para abordar los factores sociales y los determinantes culturales que pueden aumentar la vulnerabilidad a la diabetes tipo 2 entre las personas que viven en sus ciudades. Parte de este trabajo incluyó proyecciones de obesidad y diabetes basadas tanto en las tendencias actuales como en un escenario meta global. La investigación ha llevado a una mayor comprensión de los diferentes desafíos a los que se enfrenta cada ciudad con respecto a los determinantes genéticos, ambientales y sociales de la diabetes en esa ciudad.

Las sorprendentes proyecciones a nivel mundial indican que, según las tendencias actuales, la prevalencia de obesidad en todo el mundo aumentará del 14 por ciento en 2017 al 22 por ciento en 2045. La prevalencia de diabetes subirá del 9,1 al 11,7 por ciento durante el mismo periodo, lo que ejercerá una presión masiva sobre los sistemas de salud, que ya gasta grandes sumas solo para tratar la diabetes.

TRABAJAR PARA PREVENIR NUEVOS CASOS DE OBESIDAD Y DIABETES

Aunque la acción inmediata no dará como resultado la reversión rápida de la epidemia de diabetes y obesidad, es esencial trabajar ahora para prevenir nuevos casos de obesidad y diabetes. El modelo de los autores sugiere que, para estabilizar la prevalencia global de la diabetes al 10 por ciento, la prevalencia de obesidad debe descender constantemente y en total alrededor de una cuarta parte, del nivel actual del 14 por ciento a poco más del 10 por ciento para 2045.

Los autores señalan que los números anteriores son para el escenario ‘global’. Los países individuales muestran tendencias individuales y deben tener sus propios objetivos. Por ejemplo, si continúan las tendencias actuales en Estados Unidos, la obesidad aumentará del 39 por ciento en 2017 al 55 por ciento en 2045, y las tasas de diabetes del 14 al 18 por ciento.

Para mantener las tasas de diabetes en Estados Unidos estables entre 2017 y 2045, la obesidad debe caer del 38 actual al 28 por ciento. Y en Reino Unido, las tendencias actuales predicen que la obesidad subirá del 32 actual al 48 por ciento en 2045, mientras que los niveles de diabetes crecerán del 10,2 al 12,6 por ciento, un aumento del 28 por ciento. Para estabilizar las tasas de diabetes en Reino Unido al 10 por ciento, la prevalencia de la obesidad debe disminuir del 32 al 24 por ciento.

«Estas cifras subrayan el asombroso desafío al que se enfrentará el mundo en el futuro en términos de personas obesas, con diabetes tipo 2 o ambas. Además de los desafíos médicos a los que se enfrentarán estas personas, los costos para la salud de los sistemas de los países serán enormes», dice Moses.

«Se prevé que la prevalencia mundial de obesidad y la diabetes aumentará drásticamente a menos que la prevención de la obesidad se intensifique significativamente. Desarrollar programas globales efectivos para reducir la obesidad ofrece la mejor oportunidad para desacelerar o estabilizar la prevalencia insostenible de la diabetes. El primer paso debe ser el reconocimiento del desafío que presenta la obesidad y la movilización del servicio social y los recursos para la prevención de enfermedades para frenar la progresión de estas dos afecciones», plantea.

Y agrega: «Cada país es diferente en función de las condiciones genéticas, sociales y ambientales únicas, razón por la cual no hay un enfoque de ‘talla única’ que funcione. Los países deben trabajar en la mejor estrategia para ellos». Y concluye:» A pesar del desafío al que se enfrentan todos los países con la obesidad y la diabetes, la tendencia puede cambiarse, pero será necesario medidas agresivas y coordinadas para reducir la obesidad y las ciudades individuales deberían jugar un papel clave en la confrontación de los problemas relacionados con la obesidad, algunos de los cuales son comunes a todas ellas y otros son únicos para cada una de ellas».

¿Condiciona la obesidad el riesgo de empezar a fumar?

Por Europa Press
Fecha: 17/05/2018

Ser obeso se asocia con un mayor riesgo de empezar a fumar y la frecuencia de cigarrillos por día, según un estudio publicado en ‘The BMJ’. Estos resultados sugieren fuertemente que la obesidad influye en el comportamiento de fumar, lo que podría tener implicaciones para las intervenciones de salud pública con el objetivo de reducir la prevalencia de estos importantes factores de riesgo, dicen los investigadores. (más…)

Acostarse tarde podría llevar al aumento de peso

Por Europa Press
Fecha: 02/10/2015

dormir-sobrepeso.jpg.525.0Los adolescentes y los adultos que se van tarde a la cama durante la semana son más propensos a aumentar de peso que aquellos que se acuestan antes, según concluye un nuevo estudio de la Universidad de California, Berkeley, en Estados Unidos, que ha encontrado una correlación entre el sueño y el índice de masa corporal (IMC).

Investigadores de Berkeley analizaron los datos longitudinales de una cohorte representativa a nivel nacional de más de 3.300 jóvenes y adultos y vieron que por cada hora de sueño que perdieron, ganaron 2,1 puntos en el IMC, un incremento se produjo más o menos durante un periodo de cinco años. El ejercicio, el tiempo delante de las pantallas de los dispositivos y el número de horas que dormían no mitigó ese aumento del IMC, según esta investigación. (más…)

La mayoría de los españoles hacen dieta sin supervisión de un especialista

Por Europa Press
Fecha: 23/09/2015

SEl 82 por ciento de los españoles realizan dietas sin la supervisión de un especialista, de los cuales un 4 por ciento elige métodos para perder peso de forma rápida, como las ‘dietas milagro’, según un estudio realizado por Laboratorios Farmacéuticos Rovi.

La psicóloga y especialista en nutrición, Susana Cantón, ha afirmado que «hay que acudir a un profesional para realizar un plan nutricional de alta calidad que permita eliminar los kilos de más y esté enfocado a convertirse en una nueva forma de alimentarse en el futuro«.

De aquellos que no acudían al especialista, un 71 por ciento escogía la dieta por su cuenta y un 7 por ciento seguían las recomendaciones de amigos o familiares. De esta forma, es más difícil que la dieta baje los kilos que se desean y que se mantenga en el tiempo: cuatro de cada diez encuestados reconocen que terminan abandonan el régimen y vuelven a recuperar los kilos perdidos o más, a causa del ‘efecto rebote’. (más…)

¿Son malas todas las grasas ‘trans’ para la salud?

Por Europa Press
Fecha: 23/09/2015

grasas-transUn estudio publicado en la revista ‘European Heart Journal’ sugiere que bajos niveles de ácidos grasos ‘trans’ (TFAs, por sus siglas en inglés) pueden no ser tan perjudiciales para la salud humana como se pensaba hasta ahora, aunque se produzcan industrialmente, y que incluso pueden ser beneficiosos si se producen de forma natural en alimentos como los productos lácteos y cárnicos. (más…)

Tu riesgo de obesidad depende de dónde esté tu lugar de trabajo

Por Europa Press
Fecha: 31/08/2015

ofidietUn estudio de la Universidad de Minnesota (Estados Unidos) ha revelado que los entornos laborales saludables ayudan a que los trabajadores tengan menos obesidad, al menos entre la población más joven, según los resultados de un trabajo publicado en el ‘Journal of Epidemiology and Community Health’.

En concreto, según los resultados de un trabajo publicado en el ‘Journal of Epidemiology and Community Health’, vieron que en las empresas que fomentan hábitos de vida saludables entre sus empleados o están situadas en entornos más saludables el 17 por ciento de los trabajadores jóvenes eran obesos, frente al 24 por ciento de los de empresas donde no se fomentan estas prácticas o que, por su localización, no favorecen que los trabajadores lleven una vida saludable. (más…)

¿Por qué comemos sin hambre?

Por Europa Press
Fecha: 24/07/2015

gulaNo poder contenerse ante un trozo de tarta de chocolate a pesar de haber comido en abundancia o darse un capricho fuera de hora por puro placer podría deberse a la ausencia de una hormona en el cerebro.

Un nuevo estudio del Rutgers Robert Wood Johnson Medical School publicado en ‘Cell Reports’ apunta a que el deseo de comer algo sin hambre podría deberse a la ausencia de una hormona en el cerebro que incentivaría comer en exceso por puro placer. (más…)

Imaginar los olores, una facultad de personas obesas

Por Europa Press
Fecha: 08/07/2015

oler_diaporama_550Todos podemos imaginar visualmente un lugar favorito o cantar una canción para nosotros mismos, pero no ocurre lo mismo a la hora de imaginar un olor. Las personas varían en gran medida en su capacidad para imaginar el olor del pan recién horneado o el aroma de un ramo de rosas, lo que plantea la posibilidad de que las diferencias en la capacidad de imaginar los olores, especialmente los de comida, podrían promover los antojos de alimentos.

Investigadores del Laboratorio John B. Pierce y la Escuela de Medicina de la Universidad de Yale, en Estados Unidos, han revelado que la capacidad de imaginar graficamente el olor de palomitas de maíz, galletas recién horneadas y hasta los olores no alimentarios es mayor en los adultos obesos. Esta investigación se presentará esta semana en la reunión anual de la Sociedad para el Estudio de Comportamiento Alimenticio (SSIB, por sus siglas en inglés. (más…)